Interconsultas Médicas

La periodoncia es una especialidad que tiene interrelación con otras de la odontología y la medicina. En caso que el paciente se encuentre bajo tratamiento médico, muchas veces es necesario realizar una interconsulta con su médico tratante, para que indique el momento adecuado para realizar ciertos procedimientos.  Tal es el caso de pacientes que toman habitualmente medicamentos anticoagulantes, donde el médico indicará si debe suspender momentáneamente el uso de estos para evitar una hemorragia durante o después del tratamiento periodontal. Su médico le realizará una “programación” adecuada para ir disminuyendo las dosis, momento oportuno para realizar el tratamiento periodontal y forma de ir retomando el tratamiento anticoagulante.  O en el caso de enfermedades que afectan directamente la coagulación, se indicará algún medicamente que ayude a la hemostasia.
También es el caso de los pacientes diabéticos.  Si su glucemia no está controlada, se derivará con un médico diabetólogo para que lo estabilice.  Probablemente en algunos casos se indicará apoyo con antibióticos.
En pacientes con patologías cardíacas (fiebre reumática, cirugías con reemplazo valvular u otras patologías cardíacas) se indicará, además de la interconsulta para conocer su estado de salud, una cobertura antibiótica previa, en altas dosis generalmente una hora antes de su atención.

A los pacientes portadores de marcapasos, se indicará una interconsulta con su médico, para saber si el modelo del marcapasos que posee es muy antiguo, ya que el uso de ultrasonido para eliminar el cálculo puede “desprogramar” estos marcapasos.   Actualmente los cardiólogos tratan de colocar los nuevos modelos de marcapasos, que están más “aislados”, mejoran la calidad de vida del paciente en cuanto a interferencias  y además permiten trabajar con ultrasonido, que siempre es más cómodo para el paciente que realizar todo el tratamiento periodontal en forma manual.
En pacientes con transplantes de órganos, también se realizará una interconsulta, donde el médico especificará el tipo de cobertura antibiótica que requiera, y cuando comenzar, generalmente un día antes,  el mismo día del tratamiento periodontal y dos días después.
En el caso de mujeres embarazadas, es muy frecuente que vengan derivadas por el mismo ginecólogo/obstetra. Normalmente se trata de realizar los tratamientos dentales durante el segundo trimestre de embarazo, ya que existe una  disminución de las náuseas y mayor estabilidad del mismo embarazo, la paciente se siente mejor y en condiciones de realizar la terapia básica.
En pacientes bajo tratamiento con quimioterapia, frecuentemente se indicará tratamiento periodontal antes de esta, pero si ya se comenzó con la quimio, se realizará “entre” las series de quimio.  Su médico irá informando y evaluando su estado sistémico para autorizar dichos tratamientos.